Haz tu busqueda en Sitios Total
Búsqueda personalizada




Enviado por Tío Peter el 9 de diciembre del 2012
    Jenni Rivera

Su vida antes de ser famosa

Jenni Rivera nació en la ciudad de Long Beach, California el 2 de julio de 1969. Sus padres son Rosa Amelia Saavedra, originaria de Sonora, y el cantante y productor Pedro Rivera, originario de Jalisco, separados desde 2006 y divorciados en 2009, los cuales cruzaron la frontera en busca de una mejor vida cuando la señora Rosa estaba embarazada de Jenni, que se convertiría en la tercera hija de seis hermanos. Debido a las complicaciones que representan cruzar la Frontera entre México y Estados Unidos, por la mente de Rosa pasó el abortar a su bebé, pero por alguna razón no sucedió; parecía que desde entonces Jenni estaba destinada a sufrir terribles atrosidades en su vida personal. Al ser la única niña de la familia, hasta que nació su hermana Rosy cuando ya tenía doce años, desde que era muy pequeña Don Pedro le exigía a sus hijos que protegieran, respetaran y quisieran a su hermana. Cuando era niña su familia pasó por carencias económicas, cosa que no le impedía divertirse con sus hermanos mayores Pedro y Gustavo, y su hermanos menores Lupillo y Juan jugando béisbol, canicas, karate o carritos, actividades que le agradaban. A su mamá no le gustaba tanto que pasara todo su tiempo libre jugando a esto y cada vez que podía ahorraba para comprarle a su hija muñecas, pero sus hermanos se encargaban de romperlas; ellos querían que su hermana jugara con ellos, cosa que provocó que cuando tuvo la opción de escoger sus juguetes prefiriera cosas para hombre. La situación económica en su familia empeoraba cada vez que a su padre no le iba bien en su trabajo de agricultor en los campos de Fresno y a su madre en la fábrica en la que trabajaba, lo que la orillaba a ella y a sus hermanos a recoger botes de aluminio de las calles para venderlos, y a toda la familia a poner puestos de Casetes en los principales tianguis de la cuidad los fines de semana. Más tarde su padre inauguró un negocio de tacos que todos atendían, desde entonces las cosas para la familia mejoraron.

Aunque desde que nació hasta el día de hoy su familia vive en Estados Unidos, sus padres la criaron con los valores y tradiciones mexicanas, lo que provocó que aprendiera a hablar fluidamente tanto el inglés como el español. Su padre está tan arraigado a su tierra que se encargó de prohibir que en su casa se hablara y se escuchara música en inglés, exigiendo utilizar solamente el español. Don Pedro vio crecer a su hija con la ilusión de que en el futuro se convirtiera en cantante, así que la llevó a participar a un concurso de canto a los 11 años, donde a se le olvidó la canción. Su papá se molestó mucho y la llamó rajona, causándole mucho sentimiento a Jenni, que se alejó de cantar en público durante doce años. A partir de entonces su ganas por ir a su escuela "Long Beach City College" aumentaron y soñaba con obtener un título universitario para conseguir una buena profesión, deseo que no le quitó la fascinación que desde pequeña sentía por diferentes tipos de géneros musicales, especialmente el mariachi, y seguir la carrera de grandes figuras norteamericanas como Barbra Streisand, Céline Dion, Michael Jackson y Whitney Houston, a la par de las de artistas mexicanos como Pedro Infante, Jorge Negrete, Lupita D'Alessio y Vicente Fernández, aunque sus artistas favoritas siempre han sido Marisela y Rocío Dúrcal, "siempre las he admirado, por eso canto muchas de sus canciones". Fue en 1984, año en el que cumplió 15 años que resultó embarazada de su novio José Trinidad Marín Quintero alias Trino, originario de Michoacán, lo que provocó un distanciamiento temporal con sus padres.

Desesperada por su embarazo, la entonces novia y hoy esposa de su hermano Gustavo se enteró de lo que le estaba pasando y se lo comentó a su pareja, por lo que se vio obligada a decírselo a toda su familia. Primero se lo comentó a una tía que, después de escucharla, la acompañó para decirle juntas la noticia a su mamá. Molesta, enojada y decepcionada, la señora Rosa tomó la decisión de mandar a vivir a su hija con Trino, que asumió su responsabilidad paterna. El 26 de junio de 1985, tan solo seis días antes de cumplir 16 años, nació Janney, su primera hija, a la que desde pequeña todos la llaman de cariño Chiquis. Fue entonces que la relación regular que existía entre ella y Trino desapareció, ya que él quería que Jenni se quedara en casa a cuidar a su hija y no le permitió seguir con sus estudios; inconforme, ella no aceptó la imposición de Trino y mientras él salía a trabajar iba a la escuela, lo que generaba reclamos de parte de su pareja. Con el tiempo comenzó a insultarla y a pegarle, a lo que lejos de dejarse respondía de la misma manera gracias al carácter que había formado cuando era chica al criarse entre hermanos varones. Acostumbrada a ver a aún juntos a sus padres después de años de relación y con la idea de que el matrimonio era para toda la vida, no quiso separarse de Trino a pesar de sus problemas, pues al no contar con una buena situación económica sentía que necesitaba el apoyo de un hombre. Por temor a no poder sacar adelante sola a Chiquis, siguió con él y resultó embarazada dos veces más. El 30 de noviembre de 1989 nació Jacqueline, su segunda hija, mejor conocida como Jacquie, y dos años después, el 11 de septiembre de 1991, su tercer hijo, a quien Trino exigió bautizar con su nombre de pila Trinidad Ángelo, pero que en 1997 cambió su nombre ante el registro civil por Michael debido al desprecio que siente por el hombre que le dio la vida.

Por otro lado, nunca dejó de lado sus estudios y tuvo la oportunidad de estudiar una carrera universitaria, escogiendo por sí misma Administración de Empresas porque le atrajo el negocio, además de que pensó que un futuro le podría servir para trabajar en "Cintas Acuario", una pequeña disquera que recientemente su padre había creado. Como padre Trino era cariñoso con sus hijos, pero con el tiempo dejó de serlo; los golpes y discusiones nunca pararon, incluso llevaron al extremo a Jenni, que a causa de la violencia de pareja que sufrió durante este periodo de tiempo intentó suicidarse dos veces para ponerle punto final a sus problemas. Finalmente, con más confianza en sí misma y entendiendo que no necesitaba de un hombre para mantener a sus hijos, tomó la decisión de terminar la relación en 1992, luego de ocho años de vivir juntos, y regresó con su familia que nunca dejó de apoyarla. Dado a que había podido terminar sus estudios en Administración comenzó a trabajar como vendedora de bienes raíces, dinero con el que sacó a sus tres hijos adelante. Sin embargo, cuando las cosas no le iban bien en el negocio, dependía de la ayuda social del gobierno y de solicitar cupones de alimentos para poder mantenerlos.

Carrera artística

En 1992 "Cintas Acuario", la disquera de su padre, empezó a crecer gracias a las regalías generadas en los últimos años por los contratos de artistas de renombre como Chalino Sánchez, por lo que Don Pedro solicitó la ayuda de sus hijos para que trabajaran con él, los cuales aceptaron. Fue así que Jenni, sin dejar de vender casas y bienes inmuebles, entró a trabajar a la disquera de su familia junto a su hermano Pedro, que en ese entonces se iniciaba como pastor de la iglesia cristiana, Gustavo, que se dedicaba al comercio, Lupillo, que atendía una cadena de restaurantes, y Juan, que aún vivía con sus padres, sin tener la idea de convertirse en cantantes. Su interés por la música aumentó en 1993, año en el que sus hermanos empezaron a grabar canciones tradicionales del Género Regional Mexicano y al escucharlos se dio cuenta de que no solo trabajaba como productora discográfica, si no que también le apasionaba. Teniendo acceso a los estudios de grabación, se decidió por darle el gusto a su padre de grabarle un disco para regalárselo en su cumpleaños de 1993 con ayuda de sus hermanos, al que llamaron La Güera Rivera con banda, y en 1994 repitió la formula con el disco Con los Viajeros del Norte, los cuales no se publicaron comercialmente.

En enero de 1995 grabó La Chacalosa, un tercer disco de estudio para regalárselo a su papá como lo había venido haciendo los últimos dos años, con la diferencia de que sin proponérselo, este empezó a llamar la atención del público en Los Ángeles y sus alrededores debido a que contenía corridos y narcocorridos, formas musicales que en ese entonces eran únicamente grabadas por hombres y que en la actualidad siguen siendo netamente masculinas, hecho que la convirtió en una de las primeras mujeres en grabar este tipo de música popular. Por esto, algunos temas adquirieron cierta popularidad, en especial «La Chacalosa», «Mi gusto es» y «También las mujeres pueden» que incluso llegaron a pedirse en las estaciones de radio local y la llevaron a presentarse en pequeños recintos al lado de sus hermanos. El 25 de febrero de 1995 visitó el bar "El Farallón de Lynwood" para escuchar tocar a un guitarrista, lugar donde los presentes la reconocieron y le pidieron que cantara «La Chacalosa». Luego de bajar del escenario conoció a Juan López, uno de sus primeros fanáticos que se acercó a ella para sacarse una fotografía juntos e invitarla a salir, encuentro que describe como "amor a primera vista". A partir de entonces se enamoraron e iniciaron un pequeño noviazgo de aproximadamente cinco meses que terminó cuando decidieron irse a vivir juntos y comprometerse en agosto de 1995. Al poco tiempo de estar viviendo juntos, las autoridades americanas lo detuvieron bajo el cargo de pasar inmigrantes ilegales de México a Estados Unidos, pues había abandonado su natal Nayarit para trabajar como pollero en California, recibiendo una condena de medio año en prisión.

Sabiendo que la estadía de Juan en prisión era temporal, participó en la grabación de Somos Rivera, un disco familiar que incluyó una serie de temas interpretados por cada uno de los Rivera y además grabó Adiós Selena, en el que rindió un merecido homenaje a la recién fallecida Reina del Tex-mex, Selena, ambos producidos por Don Pedro, los cuales sí se publicaron comercialmente a mediados de año pero que no tuvieron ningún tipo de éxito. Luego de que Juan recuperara su libertad, a principios de 1996, la pareja continuó su relación sentimental un año más. En febrero de 1997 Jenni resultó por cuarta vez embarazada, motivo por el que formalizaron su compromiso casándose ante el registro civil el 9 de junio de 1997. Sin embargo, cuando se encontraba felizmente casada en el séptimo mes de su cuarto embarazo, el 23 de septiembre, su hermana Rosy, que en ese entonces tenía 16 años, le confesó que había sido violada por Trino cuando era niña, además de decirle que sin medirse, también Chiquis y Jacquie habían sufrido abuso sexual infantil por parte de su propio padre, lo que llenó de dolor a toda la familia Rivera, que interpuso una orden de arresto contra Trino ese mismo día, en el que también su hijo se cambió el nombre a Michael. Tras enterarse de que había una orden de arresto en su contra, Trino se esfumó, lo que provocó a los Rivera mantenerse siempre alerta en caso de que apareciera. Llena de coraje, sentimientos encontrados y hasta con ganas de matar a su ex-pareja por haber abusado de sus hijas, Jenni sufrió leves complicaciones las dos últimas semanas de su embarazo, que adelantaron el parto de Jenicka al día 3 de octubre de 1997.

Sus Discos

Reyna de reynas & Si quieres verme llorar

Durante los primeros meses de 1998 empezó a sospechar que Juan, el hombre que le había devuelto la felicidad y la ilusión de creer en el amor, le era infiel, lo que confirmó tiempo después. Dolida por la traición de su marido, ocurrida a menos de un año de haberse casado, decidió vengarse para cobrarle la factura con la ayuda de sus hermanos, pero lo hizo de una manera muy poco común, muy a su estilo; fue así que optó por quedarse callada sin reclamarle ni decirle nada y se propuso así misma volver a enamorarlo, para que cuando se separaran él sufriera. En los siguientes meses se dedicó a lograr que Juan pusiera su atención de vuelta en ella organizando paseos familiares con sus hijos y haciendo que pasara más tiempo con ella en sus ratos libres, hasta el día que sus hermanos le dijeron que Juan les había dicho que estaba plenamente enamorado de ella, momento que utilizó para botarlo de su casa, decisión que le pesó, ya que no quería estar separada de su segundo esposo ni mucho menos sufrir un segundo proceso de divorcio, pero tampoco estaba dispuesta a perdonar una infidelidad. Nuevamente como madre soltera, siguió vendiendo propiedades e inmuebles alrededor del Área metropolitana de Los Ángeles para mantener a sus cuatro hijos, con los que frecuentemente iba a tomar terapia psicológica para superar el trauma que les ocasionó lo sufrido con Trino y el fracaso matrimonial con Juan, que aunque no presentó ningún tipo de violencia doméstica, afectó la delicada estabilidad emocional de Chiquis, Jacquie y Michael, quienes llegaron a quererlo como al padre que nunca habían tenido.

Poco a poco se dio cuenta de un hecho muy importante, más que trabajar produciendo discos, la música se había convertido en una pasión, un asunto personal inevitable que no era nada extraño ni nuevo en su familia, pues para entonces todos sus hermanos habían realizado ya varias grabaciones. A partir de esta noción experimentó un giro total en su vida y decidió empezar su carrera artística a nivel profesional a principios de 1999, grabando y editando por sí misma Si quieres verme llorar, un álbum de estudio dentro del género ranchero que grabó acompañada del tradicional mariachi e incluyo el acordeón, instrumento poco utilizado en esta música tradicional de México.

Sistemática, visionaria y emprendedora, organizó su estrategia inmediata para debutar profesionalmente ese mismo año y se dio a la tarea de visitar varias estaciones de radio en Los Ángeles para que programaran el tema «Si quieres verme llorar», además de presentar su propuesta musical a diversos medios que no creyeron en ella. Aunque el tema no consiguió entrar del todo en el gusto de la gente, en marzo de 1999 un sello discográfico perteneciente a la compañía Sony Music le ofreció un contrato de exclusividad y el 25 de mayo publicó el disco comercialmente, el cual estaba compuesto por once temas que dejaron apreciar por primera vez la solidez de sus puntos de vista con relación a la mujer, que iba desde un tema fuerte, incluso agresivo, como «Brincos dieras», hasta uno dulce llamado «Como vivir sin verte». En junio regresó al estudio de grabación de su familia para grabar un segundo disco, esta vez provando suerte con conjunto norteño e interpretando corridos "Yo empecé cantando corridos porque pensé que esa era la manera a través de la cual yo podía entrar en el gusto de la gente, aunque nunca los dediqué a una persona en específica, eran más generales y no eran narcocorridos". Don Pedro terminó de producirlo un mes después y se publicó el 3 de agosto con el título Reyna de reynas junto a la canción del mismo nombre como promocional en las estaciones de radio que, pese a que llamó la atención en Los Ángeles por canciones como «La maestra del contrabando» y «Los traficantes», y la dio a conocer a nivel local como «La Primera Dama del Corrido», no obtuvo la aceptación deseada en cuanto a ventas.

Que me entierren con la banda

Transcurridos nueve meses de mantenerse alejados, a finales de 1999 Jenni perdonó la infidelidad de Juan y regresaron a vivir juntos, aunque su relación nunca volvió a ser la misma que cuando se conocieron, la confianza y el amor que los unió años atrás había perdido gran parte de su fuerza. Con su matrimonio restaurado, Juan la apoyó a seguir su carrera como cantante pese al fracaso que había conseguido con sus primeros dos álbumes de estudio. Fue a principios del 2000, con la llegada del nuevo milenio, que Jenni se dio cuenta de lo que la gente del medio, disqueras, programadores, locutores, conductores y público decían de su persona, empezó a escuchar comentarios muy negativos que se englobaron en la pregunta ¿cuándo la iba a hacer como cantante esa mujer?, con cuatro hijos, con un físico muy alejado al del estereotipo de una artista bella, y sobretodo, cantando un género musical tan dominado por los hombres. Desde entonces aprendió a convivir con los comentarios negativos "si dejo que todo me agobie, me moleste, imagínate lo amargada que voy a vivir, hago lo posible por voltear lo negativo en algo positivo". Decidida a demostrarle a todos que sí podía triunfar como cantante, se comprometió consigo misma a alcanzar el éxito en un par de años, para después abandonar su carrera y seguir vendiendo sus casas como durante ocho años lo había hecho.

En enero del 2000 firmó contrato con la disquera Fonovisa y grabó Que me entierren con la banda, primer disco de su discografía oficial grabado con banda, el cual contenía once canciones, de las cuales «Las malandrinas», «Que un rayo te la parta» y «Solo sé de amor» fueron escritas por ella misma, debutando así como compositora, material con el que llegó el despliegue de su carrera. El estilo musical de este disco mostró su identidad chicana, por un lado un look norteño muy popular entre los artistas del Género Regional Mexicano, pero por otro, uno muy americanizado. El primer sencillo fue «Las malandrinas», corrido de su autoría que llegó a ubicarse dentro del Top 20 en las listas de preferencias radiales en California y que rápidamente la dio a conocer entre la comunidad latina a lo largo del Suroeste de Estados Unidos, primer éxito radial de su corta carrera que incluso le otorgó el sobrenombre de «La Malandrina». Su relación con Juan mejoró durante esos meses a causa de su quinto embarazo, que llenó de felicidad a toda la familia cuando se enteraron de la inesperada noticia en junio del 2000, estado que no le impidió realizar pequeñas presentaciones alrededor de California ese mismo mes y dar a conocer el segundo sencillo «Que me entierren con la banda», un clásico de la música mexicana en el que Jenni se hizo acompañar por Lupillo para presentar su primer dueto y grabar su primer videoclip, el cual se rodó en México, canción que reafirmó el éxito del disco y la consolidó en el gusto de la gente. El éxito que la familia Rivera logró grabando corridos se hizo muy popular dado a que los jóvenes estadounidenses de origen mexicano se empezaron a identificar con ellos. Sin embargo, Jenni estaba consciente de que mucha gente se siente incómoda con canciones que hablan de drogas, y aunque mencionó "es un tema inofensivo, mis canciones hablan más de sentimientos de pertenencia y arraigo", toda la familia Rivera los dejó de lado para empezar a cantarle al amor, quienes jamás han aceptado presentarse en fiestas privadas ni muchos menos en narcofiestas.

Déjate amar
Poseedora de un canto bravío, con canciones de "amor a los hombres y contra ellos", en sus presentaciones alrededor de California Jenni empezó a mostrar una combinación de estilos entre Lupita D'Alessio y Paquita la del Barrio, dos artistas a quienes desde chica admiraba. El público femenino emepezaba a identificarse con ella por sus letras de despecho, sin dejar de lado su faceta de sensibilidad que concierto tras concierto proyectaba, y que no podía evitar que las lágrimas brotaran de sus ojos en plena entrevista cuando recordaba ciertos pasajes drámaticos de su vida, mismos que la llevaron a logros importantes en su carrera y a inspirarse para grabar un cuarto álbum de estudio. Llena de felicidad por su quinto embarazo, grabó su nuevo disco en la disquera de su familia durante los últimos meses del 2000, al que nombró Déjate amar, un título que para muchos la hizo parecer una mujer rogona, pero que para otros, significó una producción llena de emociones que invitaban a reflexionar sobre distintos aspectos de la cultura latina, especialmente en el tema «Madre soltera», que como su nombre lo dice, trata sobre una mujer que será madre sin tener pareja. En enero de 2001 Fonovisa publicó el material junto al primer corte promocional «Querida socia», una canción que generó revuelo en cuanto a su contenido, que narra la historia de la amante de un hombre que se dirige a la prometida de este, muchas veces clasificada como polémica y que en tan solo semanas se convirtió en el mayor éxito radial de los que hasta entonces había tenido; algunos fanáticos la empezaron a llamar «La Socia». Fue con este tema con el que su nombre figuró por primera vez en una lista musical de la revista Billboard, al lograr ubicarse en el número 18 del Latin Regional Mexican Airplay, y también el primero con el que recibió críticas positivas de parte de expertos que se refirieron a ella como una artista que trasmite emoción a raudales, tal como lo hacen las actrices en Hollywood o en Broadway.

En medio de uno de los mejores momentos de su vida, su felicidad aumentó el 11 de febrero de 2001, día en el que da a luz a Johnny Ángel, el más pequeño de sus hijos. La promoción del disco se detuvo a causa del nacimiento de Johnny hasta finales de marzo, mes en el que Jenni reapareció para seguir promocionando «Querida socia», anunció que comenzaría a presentarse en distintos resintos acompañada de banda con un nuevo show incluyendo las canciones de su nuevo disco, y que después de tener al bebé lucharía para perder los kilos que ganó "nunca he sido una Miss America, y ahora con el baby peor, pero alegre, poco a poco". En julio se publicó en las emisoras el segundo corte «Madre soltera», canción desgarradora que no entró del todo en el gusto de la gente. Su éxito, acompañado con el de Lupillo, trajo consigo ganancias económicas para la familia, pero a la vez versiones de que los Rivera se habían hecho de dinero porque se dedicaban a la venta ilícita de marihuana y cocaína, y a transportarla de México hacia Estados Unidos "no solamente no somos narcotraficantes, sino que integramos una familia de mucha lucha, a quienes nuestro padre, Don Pedro Rivera, nos inculcó ser honrados, humildes y trabajadores" dijo Jenni cuando se le preguntó, pero las intrigas en su contra no pararon, pues el 7 de agosto de 2001 adquirió una lujosa propiedad cerca de Corona, ubicada exactamente 120 km al sureste del centro de Los Ángeles. Ese mismo mes también se escucharon versiones falsas de que exístia una fuerte rivalidad entre ella y todos sus hermanos por la competencia que supuestamente generaban sus carreras, además de que les causaban conflictos de intereses a sus respectivas disqueras, las cuales la familia desmintió unida en todo momento.

Se las voy a dar a otro

Durante el último cuatrimestre del 2001, Jenni se mantuvo alejada del ambiente artístico para dedicarse a cuidar de tiempo completo a su hijo Johnny, de tan solo seis meses de nacido. Al iniciar el 2002, mientras seguía en casa atendiendo a su familia, viajó a Culiacán, Sinaloa para grabar su siguiente disco, pues en varias ocasiones mostró temor a perder el éxito que había conseguido en su carrera por estar ausente, a la que nunca pensó en abandonar definitivamente como se especuló en aquel entonces. Esta entrega total hacia su público siguió definiéndola en Se las voy a dar a otro, donde volvió a surgir la mujer contemporánea que dice las cosas por su nombre y asume su compromiso pase lo que pase, en la que por momentos llegó a sonar agresiva dada su personalidad feminista. De esta manera Fonovisa lo publicó el 17 de marzo del 2002 junto al primer corte promocional «Se las voy a dar otro», que volvió a identificarla como polémica "será porque yo me atrevo a contestar más como mujer que como artista. Muchos de ellos fingen, son plásticos y superficiales, y les da miendo contestar lo que realmente sienten por dentro por temor a ser criticados, para que hablen bien de ti en la televisión", explicó espontaneamente. Demostrando más que nunca su versatilidad, Se las voy a dar a otro incluyó diez temas, entre los que destacaron «Escándalo», cumbia clásica popularizada por el grupo colombiano "La Sonora Dinamita" en varios países años atrás, tema que se puede definir como el más tropical y cumbianchero de su carrera, y una versión bilingüe de «Angel Baby», clásico del Doo wop originalmente grabado por el grupo estadounidense "Rosie and the originals" en 1960, llos cuales se prestaron a un cambio de imagen con el sonido de la banda, además de «Chicana jalisciense», una prueba categórica de su doble cultuta. Su éxito fue tal, que se agotó en tiendas el mismo día del lanzamiento.

La fama que adquirió luego del éxito de «Se las voy a dar otro» le valió empezar a ser llamada «La Diva de la Banda», su primera nominación al Grammy Latino dentro de la categoría "Mejor álbum Banda", publicada el 26 de julio de 2002, y su primera nominación al Billboard Latino semanas después, compartiendo ternas con grandes bandas, lo que la llenó de satisfacción, pero que por otro lado la distanció con su esposo. Juan no asimilaba que ahora Jenni no solo mantuviera a sus hijos, sino que también lo mantuviera a él y aportara el ingreso económico para toda la familia. Su machismo no le permitió seguir a su lado, motivo por el nunca dejaban de pelear y que los llevó a dejar de vivir juntos en agosto del 2002. Con este suceso experimentó un segundo trago amargo en el amor que la hizo recaer en una profunda depresión de la que había salido luego de superar el trauma que vivió al lado de Trino. Para terminarla de amolar, sus hermanos se enteraron de que Don Pedro le era infiel a Doña Rosa con una mujer mucho más joven que su mamá, lo que les partió el corazón y les arrancó de jalón la imagen intachable que tenían de su papá.

Mientras Jenni vivía momentos de dolor e incertidumbre, Fonovisa dio a conocer el tema bilingüe «Angel Baby» como el segundo corte promocional el 1 de septiembre, el cuál se ubicó como el número 16 del Latin Regional Mexican Airplay en Estados Unidos ese mismo mes, que por una parte debió su éxito al interés que despertó entre el público chicano, pero que por otra le valió bastantes críticas del público y medios estadounidenses que llegaron a escuchar la canción "She killed a classic (mató un clásico)". A pesar de lo que sucedía en su vida privada, nunca lo dio a conocer públicamente, y siguió presentándose en bailes gruperos todos los fines de semana; sin la presencia de Juan en casa, Jenni depositó su confianza en Chiquis para que cuidara a sus hermanos pequeños durante sus constantes ausencias, se convirtió en su mano derecha. Al finalizar el año los Rivera protagonizaron una cadena de escándalos; en esa ocasión se difundió que Lupillo había sido detenido por supuestamente golpear a su esposa luego de llegar de una presentación muy tomado a su casa, que Jenni golpeó a uno de sus fánaticos por faltarle el respeto mientras cantaba en un recinto de San Diego, California, y que Gustavo y Juan habían recaído en su adicción a las drogas, sin embargo, el más sonado de todos ellos fue el de Don Pedro, pues se ventiló que podría serle infiel a Doña Rosa, sospecha que se confirmó tiempo después, publicaciones de las que trataron de justificarse para limpiar la mala imagen que dejaron mostrar.

Homenaje a las grandes
El 1 de abril del 2003 la disquera Fonovisa publicó su sexto álbum de estudio bajo el título Homenaje a las grandes, donde rinde un cariñoso tributo de admiración a las intérpretes femeninas cuya influencia fue esencial en su decisión de ser cantante, material que tal y como su nombre lo indica, es un homenaje a algunas de las cantantes más importantes de la historia de la música en México y con gran impacto en el mercado latino, mujeres a las que Jenni siempre ha admirado por haberse atrevido a dedicarse a la música en un país con amplia mentalidad machista. Su homenaje incluyó a Lola Beltrán, Lucha Villa, Lupita D'Alessio, Marisela, Mercedes Castro, Alejandra Guzmán y Gloria Trevi. Su versatilidad también la llevó a incluir a Rocío Dúrcal, Rocío Jurado y Diana Ross, que aunque definitivamente no son mexicanas, fueron muy populares entre los chicanos cuando Jenni era pequeña, además grabó un tema de su composición para homenajear a Doña Rosa, la mujer más importante de su vida, al que nombró «Homenaje a mi madre». Musicalmente los diez temas incluidos fueron versionados con banda, incluso «Where did our love go», el único de ellos en inglés, aparte de presentar versiones norteñas como bonus track para «La papa sin catsup», «A escondidas», «Juro que nunca volveré» y «Hacer el amor con otro». Lo más destacado fue la inclusión de la guitarra eléctrica y percusiones a la música, lo que le dio un sonido más grupero y se convirtió en uno de los más originales de su carrera, nunca dejando de presentar a la banda como su género principal, por ello para muchos Homenaje a las grandes es catalogado como uno de sus mejores discos y un clásico de la música grupera del 2003.

Su vida sentimental pasó a ser del conocimiento público una vez más, pues en abril del 2003 inició su proceso de divorcio con Juan. La razón de su separación definitiva se debió a las constantes discusiones que protagonizaban por asuntos laborales que incluso los habían llevado a buscar la ayuda de un experto en relaciones matrimoniales que no tuvo éxito; fue entonces que la lucha y las ganas por seguir adelante juntos llegaron a su fin, el amor que impedía que se separaran a pesar de los problemas murió, y aunque desde un tiempo atrás ya no vivían en la misma casa, la polémica se generó luego de que Jenni presentó la demanda de divorcio en la corte. Paresía que todo sería fácil de resolver, que pronto estaría divorciada de Juan, pero las cosas no sucedieron de la mejor manera; para su sorpresa, Juan le exigió una compensación monetaria y una mensualidad que cubriera todos sus gastos en mayo, lo que desató el inicio de un pleito legal que se prolongaría hasta diciembre de 2006 y llenó a Jenni de indignación y dolor "me dolió bastante que él siendo hombre me pidiera a mí, cuando se supone que hubiera tenido que ser al revés, fue algo muy raro, y por lo mismo se hizo muy público".

Afligida y asistiendo a los tribunales, el primer corte promocional de su nuevo disco, «La papa sin catsup», popularizado en 1994 por Gloria Trevi, que en ese entonces se encontraba recluida en el Centro de Readaptación Social del Estado en Chihuahua, empezó a sonar de manera constante en las emisoras de radio nacional en Estados Unidos, y motivó a Jenni a grabarle un videoclip, en cuya filmación se vistió de novia y terminó pisoteando a su pareja. Por esas fechas grabó un dueto con el grupo de rap mexicano Akwid en el tema «Taquito de ojo», lo que la acercó a realizar su deseo de pronto grabar un disco de hip hop y R&B en inglés "quiero grabar un disco hip hop y R&B en inglés, es algo que que creo que puedo hacer porque hay un espacio abierto para una artista mexicana con la que el público se puede identificar". Luego de festejar su cumpleaños 34, el 6 de julio se presentó ante un lleno total en el Ford Amphitheatre de Los Ángeles, recinto que tiene capacidad para 1,200 personas y en el que nunca antes se había presentado un hispano; dicho concierto inició con bailarines de hip hop y la presentación especial de Akwid, para posteriormente dar paso a su actuación con el tema «Jenny from the block» de Jennifer López, que fue un avance del supuesto disco que pronto grabaría en inglés y continuar con sus grandes éxitos acompañada de banda, mariachi y conjunto norteño, además de presentar todos los temas de su última producción.

En julio se publicó «A escondidas», grabado a finales de los años ochentas por Marisela, cuando esta estaba en la cima de su carrera, tema que en definitiva fue el más exitoso del disco, alcanzando el lugar 23 del Latin Regional Mexican Airplay e impulsando al disco al número 37 del Top Latin Albums, marcando así la primera vez que su nombre apareció en dicha tabla de registro de popularidad de Billboard. Aparte, bajó de peso drásticamente, que para su desgracia volvió a recuperar poco después. Pero para Jenni lograr todas las metas que se había propuesto cuando comenzó a cantar a nivel profesional, fue su principal motivación para querer seguir por el mismo camino y no abandonar su carrera como en un principio lo había establecido, cambiando su manera de pensar y afirmar que "voy a cantar hasta que mi público diga ya no"; con esta ideología, el 28 de octubre se publicó «Juro que nunca volveré», el último y tercer sencillo, de la composición de Juan Gabriel, antes escuchado en la voz de Rocío Dúrcal.

Al finalizar el año, su contrato con la disquera Fonovisa terminó, y sin ninguna explicación dicha disquera decidió no renovarlo u ofrecerle uno nuevo, por lo que se terminó quedando sin quien promocionara su música a partir de 2004, tiempo en el que poco se supo de ella, incluso se mencionó que ese sería el fin de su carrera. Lejos de eso, y de manera independiente, Jenni preparaba un disco totalmente en inglés dentro del género R&B del que solo logró grabar seis pistas, mientra se daba a la tarea de encontrar otra disquera. Para su fortuna, Univision Music Group firmó con ella y preparó una recopilación de sus más grandes éxitos, no deseando apoyar su proyecto en inglés al que finalmente, por causas que hasta el día de hoy son desconocidas, Jenni abandonó y nunca logró concretar a pesar de las ganas que tenía de debutar y triunfar en el mercado americano.

Simplemente... La mejor

Aunque en un principio Jenni se planteó la posibilidad, e incluiso grabó seis temas para un álbum de estudio totalmente en inglés, que fuera dirigido al mercado americano dentro del popular género R&B, por razones aún desconocidas el proyecto se descartó y su equipo de trabajo se decidió por darle continuidad a su carrera dentro de la Música Regional Mexicana. Con una labor que representa amor, esfuerzo, y sobre todo sacrificios a lo largo de cinco años desde que inició su carrera a nivel profesional, Rivera presentó en Los Ángeles su álbum debut bajo el sello discográfico Univision Music Group Simplemente... La mejor el 30 de septiembre del 2004. Para celebrar el lanzamiento del disco, la disquera realizó una fiesta privada en un programa de Música Regional Mexicana en donde Jenni ofreció un pequeño concierto para estrenar sus nuevas canciones acompañada de familiares y seguidores. Este álbum fue un regalo de colección para sus fanáticos que estuvo compuesto por doce de los éxitos más importantes que había tenido hasta entonces, además de incluir tres temas inéditos, los cuales fueron los cortes promocionales de esta nueva producción. El primero de ellos fue «Las mismas costumbres» en versiones norteña y banda, que según la cantante "es uno de los más sentidos y personales de mi carrera". Entre otros temas que fueron incluidos en este material se encuentran tres de sus más grandes éxitos: «Las malandrinas», «Querida socia» y «Se las voy a dar a otro». Al presentar este álbum Jenni comentó "escojo mi música para que le guste a mi público; cada tema que interpreto es porque creo que, o me van a comprender e identificarse conmigo, o van a saber por qué lo estoy cantando". En octubre del 2004 el disco y el sencillo comenzaron a tener una respuesta favorable del público en Estados Unidos, sobretodo en estaciones de radio.

En noviembre del 2004, Jenni viajó a la Ciudad de México para promocionar por primera vez en este país su música de la mano de su nuevo disco Simplemente... La mejor y, aunque reconoció que desde el 2000 su hermano Lupillo dejó la puerta abierta para que toda la familia triunfara en el país, dejó en claro que su meta era hacerlo con méritos propios, sin colgarse de la fama de su hermano. Pero como era de esperarse, el público mexicano pensó que quería lograr el éxito por lo que ya había hecho Lupillo, que en ese entonces gozaba el éxito de su disco Con mis propias manos, sin pensar que ella ya tenía una carrera exitosa en Estados Unidos, tema que volvió a mencionarse el 20 de diciembre, cuando ambos participaron en un mismo concierto realizado en el Gran Forum de Acapulco. En ese tiempo México solo la identificaba como "la hermana de Lupillo Rivera", pero con el paso de tan solo un par de años su carrera creció en gran medida, de tal forma que superó a la de su hermano, fenómeno del que Lupillo siente orgullo y no envidia como muchas veces medios amarillistas han señalado.

El 18 de enero del 2005, se dio a conocer el segundo corte promocional del disco titulado «Amiga si lo ves», tema inédito que marcó un momento importante para su carrera, pues se grabó en tres versiones: banda, norteña y balada pop, lo que marcó la primera ocasión que Jenni grabó en este último género, suceso que le dio la oportunidad de crecer musicalmente y de darse a conocer a un público nuevo. El 28 de enero se presentó en un centro nocturno de North Hollywood para beneficio de la organización sin fines de lucro "Latin Pride Foundation". El 10 de febrero se rodó el video para las versiones banda y pop en las calles del este de Los Ángeles, grabación que contó con el equipo de estilistas y maquillistas de la mismísima "Reina del Pop", Madonna; como resultado de la producción, este es uno de los videos de mayor calidad que ha grabado hasta la fecha, canción que logró posicionarse en el lugar 35 del Latin Regional Mexican Airplay en marzo, mes en el que acabó la promoción de este disco del que se lograron vender más de 100,000 copias hasta finales del 2005.

La noche del 16 de mayo, luego de una larga jornada de trabajo, Jenni se quedó dormida cuando manejaba su vehículo por una carretera de Corona, lo que le produjo un accidente automovilístico del que afortunadamente salió ilesa. Al día siguiente, por medio de un comunicado de prensa, se informó que lo anterior ocurrió debido al exceso de trabajo y estrés a los que estuvo sometida en aquel entonces por la preparación de su nuevo disco y que el perito que analizó el caso declaró que el accidente hubiera sido mortal si el carro hubiese chocado de frente y no de costado. Este suceso la llevó a reflexionar sobre lo que había hecho con su vida hasta ese momento y escribió el tema «Cuando muere una dama», que habla de cómo le gustaría que la despidan cuando muera, y que después grabó e incluyó en su siguiente material. A pesar de esto, no paró su ritmo de trabajo; el 21 de mayo viajó a Nueva York para participar al lado de los actores Jimmy Smits, Roselyn Sánchez, Ricardo Chavira y Lupe Ontiveros en la "Gala anual benéfica de la Comisión Latina contra el Sida", donde donó un par de zapatos para que fueran subastados con el fin de apoyar la causa, y después regresó a Los Ángeles para cumplir con los compromisos de sus presentaciones. En junio del 2005 participó en una serie de presentaciones por algunas ciudadades de los Estados Unidos a la que se llamó "La Gira del Pueblo" al lado de Paquita la del Barrio, Ezequiel Peña, Yolanda Pérez y el grupo "Los hijos de Obregón", la cual tuvo éxito moderado a pesar de las supuestas redadas que inmigración realizó en lugares públicos en los estados fronterizos de la Unión Americana.

Parrandera, rebelde y atrevida
Luego del exceso de trabajo que requirió su grabación a mediados de año, el 20 de septiembre del 2005 se lanzó su nuevo álbum de estudio, Parrandera, rebelde y atrevida, producido nuevamente por su padre Don Pedro Rivera, lo que la situó en la vaguardia del Género Regional Mexicano y le permitió dar a conocerse por completo en México. Dicho álbum plasmó lo que siente la cantante desde lo más profundo de su corazón como nunca antes lo había hecho, además de su personalidad y esa característica de parrandera, rebelde y atrevida desde un punto de vista creativo que utilizó un lenguaje completamente popular; doce fueron las canciones incluidas en la grabación, cuatro de ellas escritas por ella, en donde prevaleció la audacia que ha caracterizado siempre su propuesta, sin dejar de lado su fuerza emotiva llena de romanticismo. Esta también contó con un elaborado DVD que mostró una galería de fotos, un detrás de cámaras y una entrevista en donde hizo reveladoras confesiones a su público. Como punta de lanzamiento el primer corte promocional fue «¿Que me vas a dar?», un tema clásico del género ranchero al que le dio un mensaje totalmente sincero y del que grabó su video poco después de estrenar la canción el 18 de agosto. En los siguientes meses, el disco logró mantenerse 59 semanas no consecutivas en el Top Latin Albums y fue certificado como disco de oro en Estados Unidos, marcando el éxito más importante de su carrera hasta entonces.

A los días de presentar el disco, volvió a involucrarse en un escándalo. En una entrevista se le preguntó con quién le gustaría grabar, y mencionó que con Graciela Beltrán por la admiración que entonces le tenía, pero cuando se le preguntó si le gustaría grabar con Mariana Seoane dijo "hay personas que se valen de palancas para subir rápido en esta carrera, y otras que empezamos desde abajo con mucho esfuerzo y sin ningún apoyo". Luego la invitaron a cantar el himo nacional en el "Dodger Stadium" y a disculparse por lo que había dicho via satelite para el programa "El gordo y la flaca", pero mientras hablaba, Mariana, que se encontraba en el estudio, hacía muecas para ignorarla que le resultaron ofensivas, y cuando estaba discutiendo la producción del programa le cortó el satélite dejándola con la palabra en la boca. El 27 de septiembre, visitó al estudio de "El gordo y la flaca" para reclamar lo que le habían hecho: "lo que me hicieron es una mentada de madre, yo no me di cuenta de la situación, tampoco de la cara de idiota que Mariana me estaba haciendo", agregando que no creía que el satelite se hubiera caído; finalmente, salió del estudio luego de lanzar una mentada a los técnicos del programa, aclarando que no tenía nada en contra de los conductores Raúl de Molina y Lili Estefan que siempre han apoyado su carrera. Para algunas personas este incidente no fue más que una estrategia de publicidad que sirvió para promocionar su primera presentación en el Kodak Theatre del 14 de octubre, en la que abarrotó dicho recinto.

Para sorpresa de muchos, cuando en una rueda de prensa se le preguntó que había sido de Trino reveló toda la historia que vivió con él cuando estaban casados, mencionó que seguía prófugo y pidió ayuda a los medios de comunicación para lograr su captura dado que el esfuerzo que su familia había realizado por años no había sido suficiente para poder encontrarlo. El día 23 de noviembre, acompañada de sus hijas mayores y su hermana Rosy asistió al programa "Escándalo Tv" de la cadena Univision, conducido por Charytín, para relatar el terror que vivieron cuando fueron abusadas sexualmente por su propio padre. Fue en esta entrevista que declaró que lo conoció cuando tenía catorce años y que luego resultó embarazada, por lo que se fue de su casa para irse a vivir con él, a lo que la Diva llama "el comienzo de mi pesadilla", pues la maltratató constantemente durante los ocho años que duró su relación. Allí también habló de que se enteró que Trino abusaba de sus hijas en 1997, cinco años después de separarse, cuando su hermana Rosy le dijo que ya no permitiera que sus hijas vieran a Trino los fines de semana porque se dio cuenta que Chiquis odiaba a su padre y Rosy entendió así que le estaba haciendo a su sobrina lo mismo que le hacía a ella. Además habló de sus dos intentos de suicidio para poner punto final a sus problemas. Días después, explicó que decidió sacar a la luz pública la problemática no para recibir atención, sino porque tiene el interés de ayudar a las personas que pasan por situaciones similares; a raíz de esto creó su "Jenni Rivera Love Foundation", a través de la que brinda apoyo a los hispanos en Estados Unidos que sufren problemas familiares, económicos y sociales, experiencias que ella y su familia sufrieron en el pasado, y de las que, hasta ese momento, seguían sintiendo las consecuencias. Frente a la impotencia de no encontrar el paradero de Trino, en enero de 2006 Lupillo lanzó un llamado pidiendo ayuda a la población en general y ofreció una recompensa de 50,000 dólares para quien aportara información de utilidad que lograra la captura de su ex-cuñado. Días después un miembro de la policía que se hizo llamar Ángel se comunicó con una estación de radio local de Los Ángeles para ofrecerle a la familia el detener a Trino cuando se descubriera su paradero; aunque muchos fanáticos se comunicaron, ninguno de ellos logró dar datos útiles.

En medio de la búsqueda de Trino, Jenni cobró una fuerza imparable luego de que Fonovisa publicara a finales de enero «De contrabando», segundo sencillo de Parrandera, rebelde y atrevida, canción escrita por Joan Sebastian que rápidamente entró en el gusto del público y que hoy por hoy es todo un clásico de la música de banda. «De contrabando» se convirtió en uno de sus más grandes éxitos, ya que dominó las listas de preferencias radiales tanto en Estados Unidos como en México por semanas y se convirtió en la única canción de su carrera en ocupar el lugar número 1 del Latin Regional Mexican Airplay de Billboard hasta la actualidad, lo que la convirtió en la tercera mujer en la historia de la música grupera en conseguir tan importante logro, antes conseguido solo por Selena y Alicia Villarreal.

En una conferencia de prensa realizada el 6 de abril, anunció que todos sus hermanos aumentaron el monto de la recompensa incial que Lupillo había ofrecido en enero a quien diera datos fidedignos que conducieran a la captura de Trino. El sábado 22 de abril, un fánatico que quiso mantener su identidad en el anonimato habló a una estación de radio local de Los Ángeles para informarles que Trino tenía un hijastro llamado Jonathan que era el mejor amigo de su hijo, y que vivía con su familia allí mismo en Los Ángeles, les dio su dirección y colgó. Inmediatamente la estación de radio se comunicó con los Rivera, que tomaron la decisión de llamarle a Ángel para que detuviera a Trino. La policía se llevó con ellos a Rosy, para que lo identificara al llegar a la dirección que les habían dado; cuando Rosy lo vio enfrente de su casa regando el pasto afirmó que sí era él, y la policía lo arrestó bajo los cargos de abuso sexual infantil, actos lacivos y pedofilia. El lunes 24 de abril se anunció públicamente que ya había sido detenido, y la familia se comunicó con el fanático que dio toda la información necesaria para que hubiera sido posible su captura con el motivo de darle las gracias y la recompensa, sin embargo, este la rechazó y solo solicitó la garantía de permanecer en el anonimato.

En los meses de mayo y junio realizó su primera gira por México, la cual inició con su visita a Hermosillo, Sonora y resultó ser un éxito, además, se publicó el tercer y último sencillo «Parrandera, rebelde y atrevida», canción que le dio el título al disco. En agosto del 2006, se presentó en concierto en el Gibson Amphitheatre de Los Ángeles logrando un "Sold out". Simultaneamente recibió de parte de Fonovisa un disco de platino por la venta de más 200,000 unidades vendidas en Estados Unidos y un disco de oro por la venta de 100,000 unidades más en México. En septiembre, se publicaron dos colecciones en CD/DVD en vivo tituladas En vivo desde Hollywood, grabada el 2 de mayo, y Besos y copas desde Hollywood, grabada el 12 de septiembre desde el Kodak Theatre. De estas dos producciones salió otro éxito, el tema «Besos y copas», que sonó fuerte en radio y se colocó como el número 10 del Latin Regional Mexican Airplay.
Luego de los asesinatos de Valentín Elizalde, ocurrido el 26 de noviembre del 2006, del cantante Javier Morales y de uno de los hijo de Joan Sebastian, la familia Rivera resintió la ola de violencia en contra de los artistas, cuando en diciembre Lupillo se vio involucrado en un confuso accidente que terminó con su camioneta baleada y Jenni recibió llamadas de amenaza de unos sujetos que también se comunicaron con los integrantes del grupo "Los Rieleros". «La Diva de la Banda» cerró el año divorciada de Juan y asistiendo a la corte por el caso de Trino, que sin mostrar arrepentimiento logró su libertad provisional al pagar una fianza, por lo que los Rivera temieron la posibilidad de que no se les hiciera justicia.

Mi vida loca
El 20 de marzo del 2007 presentó Mi vida loca, noveno álbum de estudio de su carrera. Este disco se caracterizó por describir con música su autobiografía, que la definió no solo como artista, si no como mujer y madre; en este intercaló en cada canción breves comentarios, explicando el porqué de cada una de sus canciones a manera de retratar su vida. Según sus palabras "la idea de hacer un disco tan personal surgió de los medios de comunicación y del público, ya que siempre me preguntan si me identifico con las canciones que grabo". Musicalmente el álbum presentó sonidos de diferentes ritmos como la balada, la ranchera y fox trot al sonido de banda e incluyó temas como «I will survive», uno de los himnos definitivos de la época del disco originalmente grabado por Gloria Gaynor en 1979, «Mírame», y «Ahora que estuviste lejos», además de un dueto con su hermano Lupillo en el tema «Sangre de indio». El primer sencillo de esta producción fue «La sopa del bebé», una canción provocativa antes grabada por Chayito Valdez que se colocó en el número 23 del Latin Regional Mexican Airplay de Billboard. En las siguientes semanas el disco se posicionó como el número 2 del Top Latin Albums y el 113 del Billboard 200.

A principios de mayo admitió estar cansada de asisitir a la corte por el juicio en contra de su ex-esposo que duró más de un año, tiempo en el que no se había determinado la situación legal de Trino por haber cometido abuso sexual infantil y actos lascivos en contra de sus dos hijas mayores y de su hermana Rosy. Poco después recibió su regalo de día de las Madres precisamente el 10 de mayo, fecha en la que Trino fue declarado culpable de seis de los nueve cargos que se le imputaron en la Corte Superior de Long Beach, entre los que se mencionaron pedofilia y evasión de la justicia, y en junio el regalo para sus hijos de día del padre cuando fue sentenciado a 31 años en prisión. Para los Rivera esto significó la llegada de la justicia, pues desde el 23 de septiembre de 1997 que, toda la familia se enteró por medio de Rosy de lo que había pasado cuando Trino era el esposo de Jenni, no se había resuelto el caso, tiempo en el que la cantante puso su carrera en juego. Sin detener la promoción del disco Universal publicó en junio el segundo promocional titulado «Mírame», antes grabado por Edith Márquez, letra que le dedicó a Trino, el hombre que tanto daño le hizo a ella y a su familia, en la que deseó expresarle como pasó de ser una mujer sumisa cuando estaban casados a una mujer decidida, tema que se ubicó en el número 8 del Latin Regional Mexican Airplay en Estados Unidos y del que grabó un videoclip que mostró su faceta de madre soltera pocas veces antes vista. En agosto se publicó el tercer sencillo «Ahora que estuviste lejos» en radio, tema al que el público dio una buena recepción y que al igual que los dos temas anteriores, se ubicó en el Top 10 de las listas de preferencias radiales.

En octubre del 2007 Juan, su segundo marido, fue sentenciado nuevamente a prisión, esta vez bajo el delito de tráfico de drogas recibiendo una condena de tres años, y aunque habían pasado por un duro proceso de divorcio, se habían prometido ser amigos hasta el final por el bien de sus hijos, por lo que Jenni comenzó a llevar cada cierto tiempo a sus hijos a visitar a su padre a la prisión de California City Correctional Facility, localizada en un suburbio aledaño a Los Ángeles. En noviembre, a menos de un año de haber grabado su último álbum en directo, su disquera publicó La Diva en vivo, un nuevo material que fue grabado el 5 de agosto del 2006 en el Gibson Amphitheatre, primer álbum en vivo que Jenni grabó acompañada de mariachi y que le valió su segunda nominación al Grammy Latino en la categoría "Mejor álbum Ranchero", nominación con la que cerró un año lleno de éxitos tanto profesionales como personales. En enero del 2008 su disquera publicó el último sencillo de esta producción titulado «Inolvidable», tema de la autoría de Espinoza Paz que se ubicó en las primeras posiciones del Monitor Latino; el éxito de esta canción fue muy notable, y como agradecimiento, Jenni permitió que Espinoza abriera sus presentaciones en cada uno de los palenques en los que se presentaba dentro de México por meses, apoyando enormemente los inicios de carrera de "El Cantautor del Pueblo".

El 21 de junio, mientras se presentaba en un concierto en Raleigh, Carolina del Norte, un fan llamado Oscar Paz golpeó su pierna con una lata de cerveza; inmediatamente exigió al agresor que subiera al escenario, donde lo agredió con un microfonazo en la cara que le provocó un sangrado cerca del ojo para después decir "Me vale madre si lo ponen en youtube mañana, este es mi escenario y aquí yo hago lo que se me pega la gana". Tras el altercado el público aplaudió lo sucedido, pero a la salida del concierto fue arrestada por elementos de la policía, para horas más tarde lograr su libertad mediante una fianza de 3,000 dólares que pagó a las autoridades. Días después la esposa del agredido, Cindy Paz, salió a la defensa de su pareja, y relató que fueron a ver a Jenni y todo estaba tranquilo, a su esposo le dieron ganas de ir al baño y fue. Cuando el se alejó la gente empezó a lanzar latas al escenario porque Jenni dejó de cantar un momento. Cuando Jenni regresó una lata la golpeó y fue entonces que preguntó quien había sido el responsable, y Oscar, que recién había regresado del baño alzó la mano creyendo que le regalarían algo, y subió al escenario donde fue golpeado, momento que fue grabado por las cámaras del programa "El gordo y la flaca".

En una entrevista radial realizada días después, cuyo principal propósito era arreglar la discordia con Oscar, entró a la radiodifusora una llamada anónima de una tal María que acusó a Jenni de ser narcotraficante, declaró que su ex-esposo Juan estaba cumpliendo tres años de condena por ese delito, aseguró que cuando lo agarraron él decidió echarse toda la culpa para que Jenni saliera librada, y que ella iba a visitarlo a la cárcel solo por miedo a que Juan la delatara, lo que orilló a la cantante a aceptar que su ex sí estaba en la cárcel, pero que ella no se dedicaba a lo mismo, marcando así otro capítulo de su vida en el que se le vinculó con esta actividad ilegal. Finalmente, todo acabó en una audiencia el 25 de julio, donde tuvo que pagar a la familia 50,000 dólares por los graves daños que les ocasionó, entre los que se mencionaron una costosa intervención quirúrgica. A pesar de todo lo que pasó, Oscar, Cindy, sus hijos, y familiares cercanos a la pareja, declararon que seguirían siendo sus fánaticos.

Jenni
El 9 de septiembre del 2008, su décimo álbum de estudio titulado Jenni se lanzó al mercado bajo el sello discográfico Fonovisa, llegando a convertirse en el número 1 del Top Latin Albums y el número 31 del Billboard 200 en Estados Unidos, el cual superó las expectativas de todos los que fueron testigos del impacto radial que tuvo el primer corte promocional «Culpable o inocente» de la autoría de Camilo Sesto, popularizado en los años ochenta por Lucía Méndez, que rápidamente se colocó dentro de los temas favoritos del público y llegó a situarse como el número 4 del Latin Regional Mexican Airplay de Billboard. El disco contó con doce temas que tuvieron un gran significado para la cantante, de los cuales cuatro fueron compuestos por ella misma, otros fueron temas inéditos y los demás canciones ya grabadas en el pasado, material totalmente producido por Jenni quien deseaba que el público la conociera más como mujer que como figura pública, presentando así una propuesta diferente a la que había utilizado en anteriores producciones y semejante a la de Mi vida loca, en la que describió su autobiografía a través de música. Como inicio de la promoción, el 12 de octubre asistió a la semifinal del programa "El show de los sueños" donde cantó junto a su amiga Gloria Trevi su nuevo sencillo «Culpable o inocente», lugar donde terminó siendo agredida verbalmente por la señora Lupita D'Alessio, quien en ese entonces le traía unas ganas evidentemente claras a Gloria desde el principio de la competencia.

El día 3 de octubre les llegó a varios medios de comunicación y a circular en internet un video donde se vio a la cantante manteniendo sexo con su pareja en turno, de la que solo se supo se llamaba Edgar, lo que desató uno de los escándalos más sonados de su carrera. Cuando su representante se lo mostró se dio cuenta de que en verdad era ella, lo que provocó dolor entre sus familiares e hijos que tuvieron que pasar por la penosa necesidad de enterarse de la existencia de dicho video y vergüenza de exponer el suceso. Rápida y erróneamente amenazó con demandar a todo aquel que publicara el video, cuando este ya estaba circulando en la red. Durante los siguientes días, que se convirtieron en semanas, gran número de críticas recayeron sobre su persona, incluso hubo algunas en las que se mencionó que ella distribuyó el video como una estrategia de publicidad, a lo que se defendió diciendo "tengo diez años de cantante, tengo hijos, padre, me da vergüenza esto, no es válido decir esas cosas". Al respecto comentó que se encargaría de hacer que el público olvidara la grabación, cosa que poco a poco logró, ya que a finales de año conoció en una de sus presentaciones en Mazatlán, Sinaloa a su futuro esposo, el ex-beisbolista de las grandes ligas Esteban Loaiza, quien iba acompañado por su mamá y su tía, lo que distrajo la atención de la prensa, pues Esteban y ella confirmaron su relación en enero del 2009 "es un gran ser humano, un gran hombre que me trata como una reina y es muy bueno conmigo, estamos conociéndonos, pero la verdad que sí es muy lindo y muy buena persona.

El 10 de enero del 2009 asistió a la transmisión del tercer aniversario del programa "Muevete", donde dio a conocer su segundo sencillo «Mis chuperamigos», un tema muy divertido de su compocisión que habla sobre como olvidar a alguien al lado de varios hombres con nombres de marcas de tequila. La noche de ese mismo día asistió a la presentación de Marisela en el palenque de la feria de León, Guanajuato, a quien admira desde sus inicios, donde «La Dama de Hierro» la invitó a entrar al escenario para cantar juntas el tema «A escondidas», recinto en el que Jenni se presentó la noche siguiente. El 3 de febrero encontró a Edgar, su ex-pareja y el supuesto responsable de difundir su video sexual, en una de sus presentaciones en Mexicali, Baja California, al que agredió arriba del escenario de manera física rompiéndole el labio y dejándole un ojo morado, hasta que los miembros de su banda la separaron del sujeto con el que inició un proceso legal en su contra junto a sus abogados que terminó por ganar.

A principios de marzo del 2009, grabó en Los Ángeles junto a Tito "El Bambino" una nueva versión tanto de la canción como del video de «El amor», primer sencillo promocional de El Patrón, nuevo álbum del boricua, y estrenó en radio el tercer sencillo «Tu camisa puesta». La mañana del día lunes 18 de mayo, Jenni fue detenida por agentes de la Policía Federal en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por llevar en su bolsa 52,467 dólares en efectivo que no declaró ante las autoridades aduanales cuando estaba por volar a Los Ángeles. Ahí mencionó que llevaba 20,000 dólares, pero más tarde se llevó a cabo una revisión y se detectó una cantidad mayor a la que dijo llevar, por lo que fue trasladada a las oficinas de la Policía Federal. Al llegar sus abogados pudieron demostrar que el dinero era producto de tres presentaciones que ofreció en días pasados en la Ciudad de México, por lo que el Ministerio Público decidió devolverle sólo 20,000 dólares y retener a disposición del representante social del ministerio los 32,167 dólares restantes. Esto le valió la crítica de muchísima gente que rapidamente la volvió a vincular con el narcotráfico.

Estando aún preso su esposo Juan se enfermó a mediados de junio de 2009 de pulmonía, y a causa de que el doctor de la prisión no lo quiso atender, lo llevaron a un hospital de Lancaster cuando ya se encontraba muy grave el día 17 de junio. En sus últimos días de vida los doctores decidieron que la familia no lo fuera a visitar dándole la razón de que la seguían los medios, por lo que Juan se sintió abandonado y dejó de luchar por su vida, muriendo el martes 14 de julio. Acompañada por sus hijos, asitió a su entierro y funeral. Posteriormente exigió realizarle a Juan la autopsia para conocer su muerte exacta y agradeció la antención que recibió de los medios este lamentable caso.

A mitad de año entabló una fuerte rivalidad con la cantante Graciela Beltrán. Todo comenzó a comienzos de junio, cuando Graciela hizo pública su opinión por medio de una revista de espectáculos sobre Jenni, Alicia Villarreal y Diana Reyes, aunado a esto su auto denominación como «La Reina de la Banda», nombre que utilizó para dar nombre a su nueva producción discográfica. Cansada de las declaraciones que se habían escuchado referentes a su persona, compuso y dio a conocer el tema «Ovarios», corrido que junto a los temas «La rementada» y «Lo pasado pasado», se incluyó en la reedición de su último disco al que se tituló Jenni Súper Deluxe, publicado el 28 de junio de 2009. Dicho tema mencionó indirectamente a Alicia y Graciela, sin embargo, le avisó con anterioridad a Alicia que incluiría su sobrenombre «La Jefa» en la canción, debido al respeto y admiración que le tiene, cosa que no hizo con Graciela, pues dijo que cuando comenzaba su carrera ella no quería que compartieran escenario en ningún tipo de evento y la mandaba a sacar de backstage. Poco después Graciela alegó que Jenni se había burlado de su mamá y de su hermano al comentar de que el estaba en calidad de desaparecido porque andaba en malos pasos, además de decir que su papá la había estafado al no darle las regalías correspondientes generadas por las ventas de los discos que realizó con su disquera "Cintas Acuario" en la década de los noventa, declaración diferente a la de Jenni quien dijo que Graciela firmó con otra disquera sin siquiera darle gracias a su padre que tanto la apoyó en los primeros años de su carrera. Días después Jenni dijo "no estamos al mismo nivel, yo soy más exitosa en todo sentido, vendo mucho mejor, lleno más localidades, soy buena madre, gran empresaria y más famosa, le estoy haciendo el favor de darle publicidad a su nuevo disco en México y Estados Unidos", declaraciones que resultaron arrogantes y altaneras, cosa que generó que el público comenzara a apoyar a Graciela. Más tarde anunció "esto se acabó, no quiero seguir haciendo la obra de caridad de darle publicidad a Graciela, una artista que la prensa dijo no conocer y cuya carrera está en el olvido". Luego de un par de meses, todo acabó cuando el asunto se enfrió y ambas cantantes hicieron las paces dejando de hablar mal una de otra.

En medio de los pleitos y chismes que giraban en torno a su persona, el viernes 31 de julio y sábado 1 de agosto se sumó a la pequeña lista de cantantes del género grupero en llenar el Kodak Theatre por primera ocasión, haciéndolo dos noches consecutivas, reuniendo así un total de 40,000 personas, logro nunca antes visto en un cantante mexicana, presentaciones que llenó de sorpresas con un homenaje a los recién fallecidos Michael Jackson y su esposo Juan, un dueto junto a Marisela en el tema «A escondidas» y otro con Shaila Dúrcal en «Amor eterno», además de cantar varias canciones de la inigualable Rocío Dúrcal acompañada de mariachi. Como resultado de lo sucedido en los últimos tres meses, en agosto se le preguntó si el gran número de escándalos en los que se había visto involucrada apoyaban su carrera como cantante, a lo que se le hizo fácil responder "si los escándalos vendieran discos, Niurka Marcos vendería muchos", declaración a la que Niurka arremetió llamándola "ballena", "cabaretera" y "hocicona", cuando Jenni nunca quiso ofenderla, sino que su intención era dar a entender que alguien no necesita involucrarse en escándalos para vender discos, afirmando ser admiradora de la cubana.

La Gran Señora
El 15 de septiembre ofreció un concierto en el Foro Imperial de Acapulco para festejar el día de la Independencia, presentación en la que desencadenó más polémica al subir al escenario a un fánatico con Síndrome de Down para hacerle preguntas fuera de contexto, darle de tomar y poner su cara en sus pechos, acción que generó más críticas hacia su persona días después debido a que supuestamente se había burlado del joven, y de las que se defendió diciendo "pero como les gusta sacar la mala nota, porque la mala nota vende, pero la verdad ya se pasaron de gachos y yo se los digo con mi boca, yo le cumplí su sueño a ese muchacho, lo divertí, vean todo el video cómo él se sintió el rey de la noche", aclarando que el fan no era ningún menor de edad como se había especulado, y que contó con el respaldo de la familia, "hizo su sueño realidad", dijo la hermana del susodicho en exclusiva para el programa "Escándalo Tv", marcando otro suceso que se sumó a su larga cadena de chismes que inició con el altercado del microfonazo un año tres meses atrás.

En octubre de 2009 comenzó la promoción de su material discográfico La Gran Señora con el que regresó a la música ranchera después de nueve discos fuera de este género musical, y presentó el primer sencillo llamado «Ya lo sé», tema del compositor Pepe Garza, que en las semanas siguientes se ubicó como el número 16 del Hot Latin Songs y el 7 del Latin Regional Mexican Airplay, dando de esta manera un giro muy especial a su carrera, ya que a pesar de que su primer álbum de estudio se grabó dentro de este género, su discografía se había realizado casi en su totalidad dentro de la banda, y en menor medida en la norteña. Poco después grabó junto a Paulina Rubio una nueva versión del tema «Ni rosas ni juguetes» en banda, para promocionar el sencillo en las estaciones de radio regionales en Estados Unidos, México y Puerto Rico, canción que se publicó el 17 de noviembre. A petición de Universal Music, en enero de 2010 grabó junto a La Original Banda El Limón De Salvador Lizárraga a dueto el tema «El destino» que originalmente interpretaron Juan Gabriel y Rocío Dúrcal en balada ranchera, el cual, estaba previsto para estrenarse semanas más tarde, pero que, a causa de algunos inconvenientes el estreno se pospuso hasta mediados de 2011. El 26 de marzo se convirtió en la tercer cantante en abarrotar el Estadio Caliente de Tijuana al reunir más de 25,000 personas, logro que hasta entonces habían alcanzado Luis Miguel y Maná, además de lograr llenos totales en el Kodak Theatre y Nokia Theatre. En abril se publicó el segundo sencillo del material titulado «¿Porqué no le calas?» junto a su videoclip que fue grabado bajo la dirección de José Serrano en California, el cual alcanzó colocarse en el número 3 del Monitor Latino, el 46 del Hot Latin Songs y el 22 del Latin Regional Mexican Airplay.

De mayo a agosto realizó su tour La Gran Señora, que recorrió los escenarios más importantes de Estados Unidos como el Escapade en Houston, el Freeman Coliseum en San Antonio, el Nokia Theatre de Los Ángeles, el Allstate Arena de Chicago y el mundialmente famoso Madison Square Garden de Nueva York, además de los escenarios mexicanos Auditorio Telmex de Guadalajara, la Arena Monterrey de Monterrey, el Gran Forum de Acapulco, el Auditorio Siglo XXI de Puebla y el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, donde obtuvo llenos totales. También participó en televisión; Canal de las estrellas televisó una entrevista hecha en el programa "Vidas paralelas con Aurora Valle" el 17 de julio y un concierto que Jenni ofreció en Iguala, Guerrero semanas atrás el 24 de julio.
Luego de que ser anticipada varios meses, la fecha de su boda con Esteban Loaiza se acercó; el 2 de septiembre celebró su "Despediva de soltera" acompañada por amigas y familiares, la cual contó con la participación de Latin Lover como stripper, y el 8 de septiembre, en Simi Valley, su boda. La celebración fue oficiada por su hermano el pastor Pedro Rivera y reunió a un total de 800 familiares, amigos, allegados e invitados de la farándula como los cantantes Joan Sebastian, Vicky y Marisol Terrazas, Mario Quintero, Gloria Trevi, Tito "El Bambino", Mariana Seoane, Larry Hernández, José Manuel Figueroa y los conductores Charytín y Raúl de Molina que compartieron ese momento tan importante para la pareja que más tarde viajó a Bora Bora para celebrar su luna de miel. En octubre se publicó el tercer sencillo «Déjame volver contigo», anteriormente grabado por Dulce; el día 3 de ese mes asistió al programa dominical "Décadas" y el 5 de diciembre se presentó en el escenario del Teletón en el Auditorio Nacional donde hizo una donación por 30,000 pesos. Como agradecimiento, su disquera publicó La Gran Señora en vivo, que fue grabado en su presentación en el Nokia Theatre durante el tour que realizó a mediados de año y salió a la venta el 23 de noviembre, finalizando así la promoción del disco que superó las 350,000 copias vendidas y que le valió una cuarta nominación al Grammy Latino dentro de la categoría de "Mejor álbum Ranchero" que no logró ganar, dos Premios Lo Nuestro y un Billboard.

La mañana del día 14 de diciembre de 2010 su hijo Michael, de diecinueve años de edad, fue arrestado bajo los cargos de tener sexo con una menor con presunto uso de la fuerza, violencia e intimidación y haber cometido sodomía contra la víctima de catorce años, motivo por el cual fue enviado al centro de detención Robert Presley del condado del mismo nombre en California. Un par de días después ofreció una conferencia de prensa porque le pareció importante hablar de los cargos e informar al público como estuvieron las cosas, aclarando que su hijo no tenía ningún tipo de antecedente criminal y que lo defendería si resultaba inocente. Luego de pagar una fianza de 50,000 dólares, su hijo salió en estado de libertad condicional, sin embargo, el caso no se cerró, si no que siguió en etapa de análisis. Pasados tres meses de juicio y de haber sido detenido por las autoridades, en marzo del 2011, Michael se declaró culpable del hecho, acción con la que logró que le anularan otros dos cargos que enfrentaba por abuso sexual, siendo sentenciado a tres años de libertad probatoria, una multa de 600 dólares y llevar consigo un dispositivo electrónico durante 90 días para monitorear sus pasos, lo que a «La Gran Señora» le pareció justo aceptando que su hijo había cometido un error al tener relaciones sexuales con la joven que conoció el día de su fiesta de bodas con Esteban Loaiza.

El 6 de febrero, se convirtió en la primera exponente del género grupero en formar parte de las actividades alternas del Super Bowl al actuar en el Verizon Center de Washington D. C., participación que tuvo lugar para apoyar una causa a beneficio de la organización caritativa de la NFL. Días después, fue invitada por el actor Edward James Olmos a participar en la grabación de la cinta "Filly Brown" y grabó junto a Ricky Martin la versión en banda de su sencillo «Lo mejor de mi vida eres tú». El 17 de marzo, fue invitada por Alejandra Guzmán a celebrar junto a ella sus veinte años de carrera artística e hizo una actuación especial en el concierto que realizó en el Palacio de los Deportes para cantar juntas «Eternamente bella» con una fusión de banda con rock. El 13 de abril inauguró en Anaheim, California su primer taquería rodante "Tacos La Gran Señora", una nueva empresa familiar que surgió dado que a su entonces esposo e hijos les fascinaban los tacos de asada y pollo que ella prepara, por lo que junto a los hijos de sus hermanos Gustavo y Lupillo decidieron abrir la taquería con la finalidad de que ellos tuvieran su propio trabajo y un medio para salir adelante como lo tuvieron ella y sus hermanos cuando de pequeños atendían un restaurante de tacos que era propiedad de su padre. El 4 de mayo se estrenó la telenovela producida por Venevisión en asociación con Univision "Eva Luna", protagonizada por Guy Ecker y Blanca Soto, de la que fue la encargada de intepretar el tema central titulado «Él», una balada pop que la dio a conocer en más de veinte países de América, Europa y Asia y que se convirtió en un éxito solicitado a largo de varios países de Sudamérica como Venezuela.

En mayo de 2011 protagonizó nuevos escándalos; el día 20 de ese mes, cuando se presentó en el palenque de la feria de Abasolo, Guanajuato tuvo un altercado con un fanático luego de que este lanzó a sus pies una lata de cerveza. Antes esto, su hermano Juan lo atacó a puñetazo limpio. Despúes de cantar cuatro canciones Jenni se enfrentó al público enfurecido por lo que había hecho y ante abucheos le exigieron que se retirara del lugar, a lo que la cantant expresó "nunca me habían corrido de un lugar, y menos de un pueblo como Abasolo". Una semana más tarde, el 28 de mayo, mientras cantaba en una presentación en Puerto Vallarta, Jalisco una seguidora le arrojó una lata de cerveza, acción que la enfadó, tomando la decisión de invitar a la seguidora a subir al escenario para insultarla y ridiculizarla frente al público mojándola con cerveza, tirarle la lata en la cara y jalarle el cabello, acción que, a diferencia de lo ocurrido en Abasolo contó con el apoyo del público presente. A la par, se generó un tercer escándalo cuando Niurka Marcos arremetió nuevamente en su contra por haber bailado el baile del tubo por televisión, argumentando que con esa acción le había faltado el respeto a sus amigas las stripper llamándola otra vez "ballena", a lo que solo Jenni se limitó a contestar diciendo "no hay nada que alguien pueda decir que empañe mi felicidad actual".

Los hechos ocurridos le valieron ser fuertemente criticada tanto por los medios como el público, comenzándoce a difundir que podría perder fanáticos, cosa que no sucedió. Pese a esto, se negó a reconocer que cometió un error, y por el contrario, exigió disculpas de las personas que la atacaron en sus presentaciones en México. Días después ella y Juan ofrecieron una rueda de prensa en Los Ángeles para pedirle disculpas a todos sus fanáticos sobre lo ocurrido en Abasolo alegando que no habían sabido manejar el problema, siendo criticada nuevamente, esta vez de parte de la "Asociación Latina de Periodistas del Entretenimiento de Estados Unidos" con sede en Miami, quienes dijeron "ella no asumió su parte de la culpa" y reprobaron su uso de la violencia. Las noches del jueves 16 y viernes 17 de junio logró pisar por segunda y tercera vez el Auditorio Nacional de la Ciudad de México pero sin un lleno total; en su primera presentación agradeció al público el aceptarla como es tras la polémica que se desató en días pasados en sus presentaciones, ofreció disculpas por lo sucedido y agradeció la asistencia de los presentes. Esa misma noche recibió del presidente de su disquera un disco de doble platino por la venta de más de 200,000 copias vendidas en Estados Unidos de su álbum La Gran Señora. El 2 de julio, día de su cumpleaños 42, se colocó en el Paseo de las Estrellas de Las Vegas su estrella al lado de la de su tercer esposo y se celebró una ceremonia en su honor en el hotel Eastside Cannery, "ustedes me hacen", dijo la cantante, mencionando su deseo de ganar pronto el Grammy Latino "un día lo conseguiré".

Joyas prestadas

Desde mediados del 2011 comenzó la grabación de su más reciente disco Joyas prestadas, haciendo historia al lanzar por primera vez dos discos con el mismo título pero en diferente género musical. En agosto de 2011, publicó en su cuenta Twitter "Me estoy esperando a que llegue septiembre para informarles una excitante noticia, algo nuevo que viene a mi vida", lo que se interpretó como su sexto embarazo y el primero con Esteban Loaiza, cuando en realidad se refería a su nuevo disco. El 25 de agosto renovó su contrato con la disquera Universal en la que se ha mantenido los últimos doce años. El 4 de septiembre se presentó por primera vez en el Staples Center de Los Ángeles, convirtiéndose en la primera artista del género grupero en presentarse y llenar dicho recinto, al que acudieron 25,000 personas, ocasión que aprovechó para invitar a sus amigas Alejandra Guzmán y Olga Tañón a participar en el concierto con las que cantó a dueto. Días después de su presentación histórica en el Staples Center presentó su álbum doble Joyas prestadas, que tiene el motivo de haberse grabado de que cuando era pequeña vendía los casetes que contenían estas canciones que tanto le gustaban en el negocio de su padre y el título se debe a que ella considera que cada canción incluida en este nuevo material es una joya musical que otras intérpretes hicieron famosas cuando ella era pequeña. El disco, que consta de doce temas que fueron grandes éxitos en la voz de las grandes cantantes baladistas de la década de los setentas y ochentas como Dulce, Ednita Nazario, Isabel Pantoja, Marisela, Rocío Dúrcal, Rocío Jurado y Yuri, lo grabó en dos versiones, la primera en banda, género en el que ha desarrollado la mayor parte de su carrera, y la segunda en pop, género en el que incursionó como baladista con esta nueva producción.

El primer sencillo promocional fue «Basta ya» canción que dieciséis años atrás se escuchó en la voz de la boricua Olga Tañón; el tema, de la inspiración de Marco Antonio Solís, contó con la participación del cantante quien la acompañó en algunas estrofas de la canción que se colocó como el número 14 del Hot Latin Songs y el 6 del Latin Regional Mexican Airplay de Billboard, además de estar dentro del Top 10 del Género Regional Mexicano y un par de semanas en la primera posición del mismo chart, liderando las listas de preferencias radiales tanto en México como en Estados Unidos. El 22 de noviembre salió a la venta su nuevo disco y el 27 de noviembre visitó el reality show La voz... México para interpretar «Basta ya» y cantar junto al equipo de Espinoza Paz «La Gran Señora», visita en la que aconsejó a la participante Alejandra Orozco, quién más tarde cantó el tema «¿Que me vas a dar?» y terminó ganando el segundo lugar de la competencia. El 1 de diciembre, a diez días del lanzamiento de la producción, esta se reconoció como disco de platino en Estados Unidos, además de haber alcanzado las 25,000 copias vendidas en México. El 8 de diciembre sus médicos le detectaron un tumor benigno en su seno izquierdo, por lo que de inmediato suspendió la promoción del material, ya que con el tiempo podría llevarla a desarrollar cáncer de seno. Luego de haber dado su último concierto del año con lleno total en Uruapan, Michoacán, llegó a los Estados Unidos a someterse a una intervención quirúrgica para extirpar el tumor el 13 de diciembre, operación que resultó exitosa y que se espera haya erradicado por completo el posible cáncer de seno. El 23 de enero regresó al medio asistiendo al "Festival del Cine Sundance" para la presentación de la cinta "Filly Brown" en la que participó el año pasado, actuación con la que debutó en la pantalla grande al dar vida al papel de una madre drogadicta que se encuentra en prisión, de igual forma el 2 de febrero regresó a los escenarios con su presentación en el palenque de la feria de León, Guanajuato.

El 28 de febrero presentó su segunda joya «A cambio de qué», convertido en éxito por Marisela hace más de dos décadas, sencillo que pisó los primeros lugares de popularidad y que reafirmó el éxito del álbum que se ubicó como el número 1 del Regional Mexican Albums, el 1 del Latin Pop Albums y el 2 del Top Latin Albums. El 4 de marzo arrancó la segunda temporada de su reality show "I Love Jenni", con el cual la familia Rivera volvió a mostrar lo que sucede en su vida cotidiana como lo hizo en 2011 con su primera temporada, la cual fue vista por 3,5 millones de hispanos en Estados Unidos y se convirtió en la serie más vista del canal mun2. El 10 de marzo, Canal de las estrellas televisó uno de sus conciertos desde el "Teatro de la Ciudad de México". Debido a la aceptación por parte de la gente que presentó Joyas prestadas en versión pop, a tal grado de superar en ventas al disco Shakira: En vivo desde París de la cantante colombiana, el 13 de marzo la disquera publicó Joyas prestadas pop deluxe, en el que Jenni canta acompañada de una orquesta de 26 integrantes entre cuerdas y violines en vivo desde el histórico Teatro de la Ciudad de México. El 16 de marzo, hizo una aparición especial en un concierto de Yuri en el Auditorio Nacional, donde juntas cantaron «¿Que me vas a dar?» y «Detrás de mi ventana» a ritmo de banda.
Luego de muchos rumores, el 14 de mayo confirmó su participación como coach en la segunda temporada de "La voz... México" al lado de Paulina Rubio, Miguel Bosé y Beto Cuevas, esto gracias a las facilidades que Televisa le proporcionará, pues tiene presentaciones los fines de semana y no quiere que el tiempo le impida estar presente en alguna emisión del reality show. El 21 de junio acudió a la Corte del condado de Long Beach a ratificar una denuncia penal en contra de su ex-representante Gabriel Vázquez, esto a causa de la revisión de sus finanzas de la última década y comprobar junto a sus abogados que durante casi diez años Gabriel le robó cientos de miles de dólares, lo que la enojó mucho, pues entre ellos existía una amistad más que laboral; por esto, regresó a testificar a la corte el 3 de julio. El 25 de junio, se difundió otra vez que la cantante podría estar por sexta vez embarazada, luego de que se negó a presentarse en los palenques para las fiestas patrias de septiembre, información que desmintió el 28 de junio aclarando que no aceptó la invitación porque desea dedicarle su tiempo a sus futuras participaciones en "La voz... México" y en la nueva telenovela del productor Juan Osorio.

El 2 de julio se anunció como tercer sencillo al tema «Detrás de mi ventana», balada romántica originalmente grabada por Yuri en 1993, sin embargo, finalmente se publicó «Así fue», tema de la autoría de Juan Gabriel e interpretado por Isabel Pantoja en 1988, canción que ocupó las primeras posiciones de las listas radiales de música grupera en Estados Unidos y México en su versión banda y con la que se dio a conocer al público al que le gusta la bachata en su versión pop, tema que forma parte de Joyas prestadas, álbum que ha vendido cerca de medio millón de copias, lo que la ha hecho acreedora a doble disco de platino tanto en Estados Unidos como en México y se ha convertido en el más vendido de su carrera, superando el éxito de cualquiera de sus anteriores álbumes. El 27 de julio inauguró las actividades del palenque de la feria ganadera de Gómez Palacio, Durango, presentación en la que sufrió un malestar que le causó una baja en su presión sanguínea y sus niveles de azúcar, por lo que fue atendida inmediatamente por los paramédicos del evento, al que con el profesionalismo que la caracteriza regresó a cantar minutos después. Ante esto los medios especularon que el malestar ocurrió por el cansancio y agotamiento que a «La Diva de la Banda» le generan presentaciones, palenques, actividades empresariales, su programa de radio semanal "Contacto Directo con Jenni Rivera", su reality show "I love Jenni" y las grabaciones de "La voz... México". Otras versiones señalaron que fue culpa del exceso del consumo del alcohol o de una rigurosa dieta que sigue para perder peso. A pesar de esto, nó paró su acelerado ritmo de trabajo, pues una semana después, el 4 de agosto, el ayuntamiento de Tijuana, Baja California, ofreció uno de sus conciertos gratuitamente para conmemorar el 123 aniversario de la fundación de la ciudad, al que acudieron más de 80,000 personas, y el 15 de septiembre otro más en el Zócalo capitalino de la Ciudad de México para conmemorar el 202 aniversario de la Independencia de México, en el que cantó ante casi 100,000 espectadores a pesar del fuerte aguacero que esa noche se dejó sentir.

Tan solo dos años después de contraer matrimonio por tercera ocasión, el 1 de octubre interpuso una demanda de divorcio en contra de su aún esposo Esteban Loaiza por situaciones irreconciliables entre ambas partes, pero que Jenni, a través de un pequeño comunicado de prensa difundido el 3 de octubre, aseguró mantendrá en privado por ser algo muy delicado para los involucrados, pidiendo a los medios respeto y comprensión, noticia que impactó y nadie esperaba, pues la pareja siempre se mostró de lo más feliz desde el instante en que se conocieron, en diciembre del 2008. Pero como era de esperarse, varios medios difundieron información falsa sobre la causa de su separación, como lo fue la de que su divorcio se debía a una infidelidad de Esteban con una masajista que conoció dos años antes que a Jenni, información que negó el 10 de octubre por su programa de radio, donde comentó que está más que arrepentida de haberse casado con Loaiza y de quien dijo se separó por "atrocidades", mucho peores que las vividas con sus antiguas parejas y sus problemas legales que incluso la han llevado a pisar la cárcel cuatro veces.





Hacer un comentario



Enviar un comentario

Tu debes estar logueado para escribir un comentario.